viernes, 9 de enero de 2009

Los expertos denuncian el abandono que sufren los alumnos hiperactivos


Un manual para docentes dice que el 5% de los niños españoles padece este trastorno

"Llegué a pensar que era tonto. Y lo peor: me llevaban de médico en médico y nadie era capaz de diagnosticar lo que me pasaba". Es la amarga experiencia de Mario Lázaro. Tiene 19 años y padece el síndrome TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Es un hiperactivo, por decirlo con el desparpajo con que se expresa la gente. Sin tratamiento, estaba condenado al fracaso y, quizás, a la marginalidad social. Hoy, bien diagnosticado, Mario Lázaro es un brillante estudiante de Ingeniería de Minas, tiene novia, se relaciona bien con los amigos y estudia sin problemas, aunque ayudado por la eterna pastilla. En torno al 5% de la población infantil española padece TDAH, según los expertos reunidos por la editorial LoQueNoExiste en el libro Hiperactivos. Estrategias y técnicas para ayudarlos en casa y en la escuela.




No hay comentarios: