jueves, 4 de julio de 2013

Disfemia: los tropiezos al hablar


La tartamudez afecta a cerca de 40 millones de personas en el mundo, 800.000 de ellas en España

Cerca del 5% de los pequeños entre los 2 y los 5 años sufren algún grado de tartamudeo durante su infancia, con una duración que puede ir de varias semanas a algunos años. Sin embargo, entre un 1% y un 2% de los casos, la disfemia persiste en la vida adulta. A veces, a los padres les resulta difícil distinguir entre los tropiezos corrientes en el habla de todos los niños y el tartamudeo. Por eso, los especialistas insisten en que, ante la duda, consulten a un profesional, para adoptar las medidas oportunas y evitar que este trastorno provoque ideas y sentimientos negativos, dificultades de relación social o baja autoestima.